ESTO SE VA ACABANDO…

maxresdefault           Hace aproximadamente un año me inscribí al Diploma de Gestión pensando que iba a ser rechazada mi petición porque competía con gente en mi hospital que estaban en cargos directivos; mi sorpresa fue cuando me comunicaron que el candidato elegido era yo.. Ante mi sorpresa, me dijeron que para una vez que se hace con cierto sentido común no lo pusiera en duda. Mi experiencia en gestión era escasa, porque en la actualidad ejerzo de jefe de sección y estoy “a pie de cama” tratando pacientes.

escuela-andaluza-salud-publica          Llegue a la Escuela Andaluza de Salud Pública con muchas ideas preconcebidas sobre la institución, que el tiempo me ha hecho ir cambiando; no era consciente de la cantidad de proyectos nacionales y sobre todo internacionales donde están presentes y la calidad del profesorado.

Mi experiencia con el diploma, a pesar de muchos matices, es excelente , fundamentalmente porque he conocido un grupo humano con los que he convivido estrechamente durante este año, alcanzando un grado de amistad casi cercano al hermanamiento; el contacto con todos me ha enriquecido profesionalmente y lo que es más importante he ganado muchos amigos para los próximos años.

Hay módulos donde he disfrutado muchísimo como el de motivación, liderazgo y habilidades de comunicación ( tal vez por lo “calladito” que soy) y otras partes del diploma que me han supuesto un esfuerzo de apertura importante sobre todo cuando Ángel nos dijo que teníamos que hacer un blog (mira que al principio Ángel me cayó muy bien por su gusto común a la música Indie y al mundo de los festivales) y creo que mi grado de imaginación, prosa e inventiva ha quedado claramente en entredicho. Desde hace más de 32 años, prácticamente todo lo que he escrito y leído esta relacionado con el mundo de la medicina y esto me ha supuesto un reto diferente.

Creo que me he divertido mucho durante este Diploma (pase lo que pase en lo que resta de curso) con un profesorado con una gran formación y unos alumnos con unas competencias increíbles para el cargo que ocupan. En mitad del curso, hemos tenido elecciones y cambio de gobierno que ha repercutido en muchos de los alumnos, unos porque han dejado de ser directivos y otros porque han comenzado a serlo, y todos estos cambios han ocasionado trastornos, inseguridad que no han beneficiado el normal desarrollo del diploma.

Se acaba el diploma pero vuelvo de nuevo con otra ilusión por estas fechas ….. los festivales y empezamos en Granada  este sábado con  “EN ÓRBITA”, donde espero encontrarme con Ángel y que el lunes escriba como ha sido de espectacular la actuación de los míticos 091.

 

                                     Muchas gracias a todos por este magnifico año

 

 

Políticamente incorrecto…

enfermedades_INESEM-1030x843        Tras una reunión esta mañana para ver cómo van los acuerdos de gestión en relación con el consumo de farmacia, me he visto sorprendido cuando nos han comunicado que con el tratamiento de un paciente con una enfermedad metabólica rara que teníamos ingresado hemos superado en un 10% todo el presupuesto en este apartado del 2019. Parece una broma pero es así, el tratamiento suministrado a un niño durante 15 días en nuestra unidad es mayor que todo el tratamiento de unos 500 pacientes al año.gasto

Las enfermedades raras requieren mucha inversión en investigación para un grupo reducido de pacientes lo que ocasiona un gasto farmacéutico increíble para tratar estos pacientes que aunque son pocos han conseguido unirse de manera efectiva en federaciones y asociaciones con una importante fuerza ante las diferentes administraciones.

El título de este post “políticamente incorrecto” se debe a  la discusión, a parte del precio de la enzima,  por la  indicación que tiene ese paciente de serle suministrada. Es un paciente con unas secuelas neurológicas terribles que probablefeder.pngmente el tratamiento no va a mejorar su calidad de vida. Lo que ocurre es que desde las altas instancias nadie ha querido tomar la decisión de retirar el tratamiento ya que las presiones de la familia y de las diferentes asociaciones, cada vez con más poder mediático, lo han impedido.

Como gestor de una unidad, tan dependiente de fluctuaciones de diferentes pacientes, con necesidades y requerimientos tan complicados, es difícil entender que sufras la presión para que ajustes un presupuesto cada vez más recortado y en cambio sea difícil controlar otros gastos por la repercusión informativa que pudiera provocar.

Cuando iniciamos esta andadura de “pseudobloggeros” pusimos el título al blog de “Gestionando a la Carta” y pienso  que lo que estoy escribiendo es el mayor reflejo de ese tipo de circunstancias. La gestión sanitaria debería estar al margen de presiones y emociones aunque sean difíciles de obviar, pero ese es papel que le ha tocado realizar a los gestores.

El tratamiento precoz de las enfermedades raras se ha visto que provoca una mejora en la calidad de vida de estos pacientes, pero si eso no ocurre y el tratamiento es fútil debemos tener la capacidad de retirarlo. Nos esperan unos años donde en las unidades de cuidados intensivos vamos a ver cada vez más pacientes con patologías crónicas que sufren agudizaciones de sus procesos, que van a conllevar un alto coste material y emocional, y el sistema debe estar preparado para afrontar estas contingencias sin que repercuta en la asistencia global de todos los pacientes.

Y parto de la base que considero que el tratamiento de una enfermedad rara es un derecho y la investigación una obligación, solo pongo en duda su continuidad cuando es ineficaz y que ese coste debe ser asumido de manera independiente a las unidades por el sistema sanitario.

¿QUE HAGO YO AQUÍ?

CAMA SOLA

Son las 3 de la mañana, y me encuentro en la habitación de una clínica privada, acompañando a mi madre que se acaba de operar de una artrodesis de columna por una hernia. Miro a un lado y a otro y me pregunto cómo alguien que cree tanto en la sanidad pública puede estar allí.

tres camas           Todo se remonta a 8 años antes cuando a mi padre lo intervinieron por el mismo motivo y en esa ocasión gestioné todo para que se operara en un hospital público donde yo trabajaba. El tema quirúrgico fue bien pero a la hora de ingresar lo hizo en la famosa cama X, esto consiste en una cuarta cama situada a los pies de otras 3 camas sin mesita de noche ni nada más.

El ámbito sanitario ha sido fuente inagotables de promesas preelectorales que no siempre se han cumplido. En la campaña de las elecciones autonómicas de marzo de 2000, el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, proclamó que «los nuevos centros hospitalarios, y progresivamente el resto de los hospitales, dispondrán mayoritariamente de habitaciones individuales» como medida estrella del único programa electoral «que está en condiciones de ser cumplido». Diecinueve años después, sigue sin ser una realidad.

Cuando un médico pasa visita, suele pedir que salgan de la habitación los acompañantes de los pacientes… se preserva la privacidad y se trabaja mejor si el paciente ha de exponer sus heridas o se le debe realizar algún tipo de exploración médica… pero… ¡¡los demás pacientes de la habitación están allí ¡¡ ¿Por qué tienen mis acompañantes que saber cómo me siento o cómo va el curso de mi proceso?

En una sociedad del siglo XXI es básico disponer para nuestros pacientes de habitaciones individuales, donde se pueda sobrellevar la estancia hospitalaria con, al menos, la intimidad y privacidad mínimas, donde nuestra información más íntima la conozca el personal sanitario a cargo y nadie más, donde las buenas y malas noticias acerca de nuestra evolución o pronóstico quede circunscrita a nuestro ámbito personal y/o familiar

Tener una habitación individual suele ser una preferencia entre quienes deben ingresar en un hospital. Pensamos que así contaremos con la intimidad necesaria en nuestro articulo.pngestado delicado de salud, aunque sea fuera de casa. Pero una reciente investigación publicada en la revista American Journal of Health Economics revela que compartir habitación puede ser beneficiosa en la recuperación de los pacientes.Según el estudio a partir de una muestra de más de 3.700 personas a cargo de Olga Yakusheva, profesora de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Michigan (EE UU), los pacientes a los que se les asignan compañeros de habitación más sanos requieren un 27% menos de atención medica y reciben el alta más rápido.

De todas maneras, a pesar de lo que concluyen este estudio y alguno similar, no hay una evidencia “robusta” de que las habitaciones compartidas en los hospitales tengan un verdadero impacto positivo sobre la salud y seguridad de los pacientes, ni siquiera sobre su satisfacción con la atención recibida en el hospital

En mi opinión lo que sí parece evidente es que a mayor edad las personas cuando enferman necesitan intimidad y estar rodeado de sus seres queridos, y a pesar de creer que la asistencia en la sanidad pública es mejor , prevaleció los aspectos de hostelería o mejor llamarlo los “aspectos” que realmente en ese momento a mi madre más le importaban.

POR FIN LO HEMOS CONSEGUIDO…

973_image

Son las 12 de la mañana de un domingo caluroso, dando un paseo cerca de la playa, paseo maritimocuando de repente me cruzo con una cara conocida, la madre de un niño que tuvimos en nuestra UCIP hace unos tres años; me sonríe y me dice por fin lo hemos conseguido…

Inicialmente no sé a qué se refería, y yo me preguntaba si sería que el niño estaba mejor de sus crisis, o si una cita que tenía pendiente en otro centro se la habían dado. Pero rápidamente ante mi cara de sorpresa me enseña la foto de un periódico donde dice que la RMN en nuestro hospital estará disponible en menos de 2 periodicomeses.

Hace unos tres años, un niño que luchaba en nuestra unidad por salir adelante, tenía una autentica madre coraje que no dejó en ningún momento de pelear y animar tanto a su hijo como a todo el equipo de profesionales que día y noche estaban con él. No recuerdo exactamente cuánto tiempo estuvo ingresado, pero más de un mes seguro.

Durante este tiempo hubo muchos momentos delicados que hicieron temer por la vida del niño con cambios de tratamiento, procedimientos etc… Pero la madre siempre recordará cuando teníamos que hacerle una RMN (que fueron varias por su patología). En ese momento no disponíamos en nuestro centro de RMN y teníamos que trasladarlo al hospital de adultos que está a unos 3-4 km en ambulancia

Nosotros como profesionales sabemos que no es lo mejor para un paciente critico ese tipo de traslados, ya que supone un momento de inestabilidad dentro de su precaria situación. Pero era necesario y la madre lo vivía con una ansiedad lógica porque el niño tras todo ese movimiento presentaba más crisis y estaba más inestable, por lo tanto intentábamos minimizar al máximo esta técnica diagnostica.

El niño fue evolucionando favorablemente y se estableció una estrecha relación entre el equipo sanitario y la familia por encima de lo puramente profesional. El día más feliz de esa madre coincidió con el alta de nuestra unidad, donde y se fue despidiendo uno a uno de todos, y al irse se me acercó y me dijo ” Como me llamo Ana que consigo que en este hospital haya una Resonancia”

Al tiempo empezó a recoger firmas en plataformas como CHANGE.org para que instalaran la resonancia en nuestro hospital. A la vez que a nivel institucional por parte changede la dirección se peleaba por ello. Era una reivindicación histórica. Aunque todo iba muy lento y estas presiones sociales ayudaban a darle fuerza a esta justa petición.

Varios periódicos se hicieron eco y las redes sociales echaban humo con un intenso debate que ponía nerviosos a los dirigentes que se esmeraban en que fuera una realidad lo antes posible.

Después de todo este tiempo y una vez que he visto en persona que la obra se está haciendo, me sigo preguntando qué hubiera pasado sin la presión ciudadana a los dirigentes, si su influencia ha sido o no decisiva para tener este equipamiento…, lo que sí tengo claro es que para esa madre y todos los que firmaron u opinaron ha sido una victoria que la han hecho suya, y probablemente es de justicia que así lo sea